CRÍTICAS Y ESTUDIOS
Nuevos rostros femeninos refrescan las producciones chilenas
Por Gabriela González F.

De la  vigésima edición del Festival Internacional de Cine de Valdivia se pueden sacar varias conclusiones respecto a las producciones nacionales. Una de ellas es la presencia de nuevos rostros femeninos, los que destacaron tanto por sus interpretaciones como por su frescura y fotogenia. Conózcalas aquí.

Raíz

raiz1.jpg

El largometraje Raíz, proyecto de egreso de Matías Rojas, fue el film ganador de la competencia dedicada únicamente a los trabajos nacionales. La película es una historia personal del director ambientada en Puerto Varas, su ciudad natal, lugar al que una joven llamada Amalia regresa a causa del  funeral de su nana de infancia. En el lugar, decide emprender un viaje junto a Cristóbal, el hijo de diez años de la fallecida mujer, en busca del padre del pequeño.

Raíz es el debut cinematográfico de la actriz Mercedes Mujica. Egresada de la Universidad Católica cuenta que su participación en el largometraje fue “casi un milagro”, pues el papel había sido asignado a otra actriz, la que por motivos de fuerza mayor no pudo realizarlo. Ante la premura del rodaje, una persona del equipo que la conocía la sugirió. Recibió la llamada de Matías Rojas y tras un par de reuniones iba rumbo a Puerto Varas para comenzar a relacionarse con las locaciones, historias y personas (no actores) que también actuarían en el film.

“Tuve la suerte de no participar del tortuoso proceso de casting. El equipo de la película  se arriesgó conmigo y yo con ellos, ninguno de las partes conocía como trabajaba la otra así que fue pura fe y confiar. Lo lindo de esta película es que todo se fue dando naturalmente, obviamente que el trabajo de producción fue gigantesco, pero es como si la película hubiera querido nacer y todo coincidió para que fuera perfecto”, contó Mercedes a CineChile.cl.

Sin poseer experiencia cinematográfica, la actriz decidió embarcarse en el proyecto, en el que reconoce haber sigo guiada y apoyada por el equipo de la película. Una de las características de Raíz es el trabajo con personas que no son actores, sino que se interpretan a ellos mismos en cámara. Para facilitarles el proceso, se trabajó mucho con la improvisación. “Recibí dos indicaciones claras. La primera era que la  actuación debía ser muy natural e íntima. La segunda es que debía estar abierta a todo tipo de improvisación e imprevisto dentro de la escena ya que no estaba actuando con actores profesionales. Y así trabajamos y funcionó muy bien todo. Algo que me hizo más fácil el trabajo es que me sentía muy cercana con Amalia, mi personaje, podía encontrar muchos puntos en común respecto a su historia y la mía, eso me facilitó mucho saber desde donde abarcar el personaje y eso también influyó mucho en términos de emoción”.

Tras Raíz, Mercedes se encantó con el audiovisual y a pesar que en la actualidad no está con ningún proyecto cinematográfico, espera que nuevas propuestas lleguen. Por ahora puede verla en el teatro, pues es parte de los proyectos Bicho somos todos de Hugo Castillo (temporada hasta el 27 de Octubre en Santa Elena 1332, Viernes, Sábado y Domingo) y Oriente de Carla Romero (temporada en Noviembre en la sala Camilo Henríquez).

Volantín Cortao

volantin.jpg

Otra de las cintas que acaparó elogios en FICValdivia 2013 fue Volantín cortao, de los jóvenes estudiantes de la Universidad del Desarrollo (UDD) Diego Ayala y Aníbal Jofré.

En la película una joven asistente social (Paulina) realiza su práctica en un centro de menores del Sename y a pesar de todas las normas existentes en la institución comienza a relacionarse con Manuel, uno de los jóvenes del recinto.

La responsable de interpretar a Paulina fue la actriz Loreto Velásquez. Tras un extenso proceso de casting, en el que cerca de cien actrices fueron probadas, y a tres semanas de iniciar el rodaje, Loreto hizo la prueba y se quedó con el papel. ¿Los motivos? Diego Ayala, uno de los directores, indica que si bien son varias las razones, las principales tienen que ver “con su capacidad  para relacionarse de igual a igual  con el personaje de Manuel (interpretado por René Miranda, no actor). La mayoría de las chicas  caía en el paternalismo o asistencialismo y  nosotros buscábamos justamente lo contrario, a alguien que se parar de igual a igual y que de esa forma fuera capaz de meterse a su mundo como un igual y la Loreto lo hizo”, mencionó.

Loreto, de 28 años y formada en Buenos Aires, manifestó que “la experiencia fue increíble y llena de aprendizajes. Tenía un hambre voraz por saber y fue emocionante todo el desarrollo, me sentí en la escuela, junto con ellos, con una adrenalina y emoción constante durante todo el rodaje. Estoy tremendamente agradecida por la confianza que depositaron en mí”.

Su trabajo en Volantín cortao es uno de los grandes aciertos de la cinta, pues es ella quien sostiene la acción dramática del largometraje. “Está en casi todos los planos de la película y en todas las escenas. Si ella fallaba, fallaba toda la película y creo que funciona, logra conectar con la audiencia, lo que indica lo magnífico de su actuación. Loreto fue capaz de nutrir y hacer crecer mucho el personaje, logró mantener sus contradicciones, pero otorgándole más humanidad y por tanto posibilitando la empatía entre Paulina y el público”, indicó Ayala a CineChile.

En su estreno en Chile la película obtuvo dos reconocimientos del público, los que enorgullecen a su protagonista. “Definitivamente para mí los premios del público son el mejor regalo. El hecho de que la gente disfrutó la película y  se introdujeron en este mundo con nosotros es una prueba de que anduvimos bien en las actuaciones, que generamos esta historia orgánicamente. Es genial saber que dentro de muchas películas lindas Volantín cortao llego a la gente de esta manera tan especial”, expresó la actriz.

“Lamentablemente no estoy en ningún proyecto audiovisual ahora, pero me encantaría seguir explorando este hermoso mundo. Me encantó la experiencia y por supuesto quisiera volver a repetirla”, concluyó Loreto.

Fiesta Falsa

Fiesta-falsa-de-Daniel-Peralta.jpg

Luego de ser parte de algunos cortometrajes y exámenes de títulos de estudiantes de cine, la actriz Natalia Reddersen dio su paso al largometraje con la película Fiesta Falsa, de Daniel Peralta.

Egresada de la Universidad Mayor, la joven llegó al proyecto luego de un casting y en la película interpreta Carolina, una joven con quien se involucra el protagonista de la cinta (Tomás Verdejo).

Daniel Peralta señala que sólo se realizó un casting, al que llegaron cinco actrices. “El personaje de Carolina  fue el único que al escribirlo no tenía una actriz en mi cabeza, no tenía una cara, ni una estética en particular, pero si una mirada”, recuerda el director.

Y Natalia dio con esa mirada y consiguió el rol, que si bien es breve, pues la historia de centra mayoritariamente en el personaje de Verdejo, le permite destacar tanto por la novedad de su rostro como por su fotogenia e interpretación. “Mi experiencia en Fiesta Falsa fue y sigue siendo increíble. Conocí un equipo bello, con grandes profesionales y amigos. Me siento muy  afortunada de ser parte de esta película”, nos dijo Natalia.

Coincide en este punto, Daniel Peralta, pues la participación de Reddersen no sólo se quedó en lo interpretativo. “Nosotros hacemos un cine garage, un cine independiente, que no está ligado a ningún tipo justificación comercial,  por lo tanto elegir a un nuevo integrante para el equipo es un proceso muy íntimo, es como elegir a un nuevo amigo, es abrirle las puertas de tu casa, en cierto modo, Natalia no sólo aportó con su talento actoral, que por supuesto que tiene que estar, si no con su buena onda y sinceridad en todo momento al afrontar la película”.

Al igual que las demás actrices, Natalia Reddersen espera que este primer trabajo abra nuevas puertas en el audiovisual chileno. Por ahora, nos dice, “no hay nada claro, sólo proyectos”.