NOTICIAS
Consejo de la Cultura defiende nominación de Dawson, Isla 10 a los premios Oscar
Gabriela González
5 de noviembre de 2009
El pasado 10 de septiembre, el director nacional Miguel Littin ponía fin a cuatro años de receso cinematográfico y presentaba su último largometraje: Dawson, Isla 10.  La nueva propuesta del realizador de El Chacal de Nahueltoro se basaba en el libro homónimo que el  ministro de Obras Públicas, Sergio Bitar, escribió tras su cautiverio en Isla Dawson durante la dictadura.

Littin y su equipo se encontraban en pleno plan de difusión de la nueva producción, cuando el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes anunció que el recién estrenado largometraje representaría a Chile en los premios Oscar y Goya.  

La decisión sorprendió a todos, pero especialmente al equipo realizador de la cinta contrincante: La Nana, que consideró que el exitoso paso por festivales internacionales y la buena acogida del público local, eran méritos más que suficientes para representar a nuestro país en ambas competencias.

De ahí en adelante, la polémica debido a la decisión creció. El equipo que encabeza Sebastián Silva, envió una carta al Consejo argumentando que la cinta protagonizada por Catalina Saavedra  tenía más opciones de ser seleccionada que su contrincante y pidiendo que se modificase la decisión.

Ante esta solicitud, Miguel Littin declaró que su película ya había sido inscrita y los reclamos no tenían asidero. Además agregó: "Estoy muy sorprendido porque no tiene ningún objeto. Esto se llama destruir, destruir, destruir, y tiene un sesgo político muy claro. Son asesores del señor Piñera los que están atacando esta postura. Esta no es la película de Frei, ni la de Marco Enríquez ni la de Arrate”.

La protagonista de La Nana, Catalina Saavedra se pronunció sobre la decisión señalando al diario La Segunda que “los que eligieron Dawson Isla 10 se equivocaron y fueron poco visionarios”. Además agregó que “las películas que han ganado Sundance, como el caso de La Nana, casi siempre llegan a los Oscar. Nuestra película es mucho más universal”.

Con el fin de disipar cualquier duda respecto a la elección de la cinta de Littin, el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes defendió la autonomía de la Comisión encargada de deliberar.  A través de un comunicado de prensa el organismo señaló que “La selección de las películas que representan a Chile en los premios Oscar, Goya y Ariel, es hecha por una Comisión que, aun siendo generada en el Consejo del Arte y la Industria Audiovisual,  está integrada sólo por representantes de distintos ámbitos del quehacer audiovisual. En ella no tiene ingerencia ni toma parte, ni con voz ni con voto, ninguna autoridad política ni  administrativa de este Consejo Nacional de la Cultura”.
 
Este año la comisión estuvo compuesta por el productor, Luigi Araneda, el guionista Jorge Ramírez, el director, Mariano Andrade, la actriz, Tatiana Molina y el director seleccionado el año anterior, en este caso Andrés Wood.

Para finalizar, el departamento de Comunicaciones del  Consejo Nacional de la Cultura y las Artes agregó que “respeta la legítima decisión de la Comisión mencionada, tal como considera respetable y legítimo que cualquier decisión pública sea sujeta a la crítica por parte de la ciudadanía. (...)Lo que no parece legítimo, y lo queremos señalar ante la opinión pública, es que algunos comentarios de prensa generen sospechas acerca de supuestas presiones ejercidas desde este Consejo, destinadas a condicionar las decisiones de la Comisión. Ello, si no es consecuencia de la mala intención, es resultado del desconocimiento o desinformación de quienes emiten esos comentarios, y afectan la honra de la actriz, del guionista, del productor y de los directores de cine que la integran, respecto de los cuales este Consejo no tiene dudas morales ni profesionales, y le merecen el mayor respeto y reconocimiento”.