← Haz clic para acceder al Menú
Nicanor de la Sotta
/ Director / Guionista / Autor de la obra teatral / Intérprete / Productor / Director de fotografía
- 1893
Vallenar, Chile
† 26 de abril de 1927
Santiago, Chile
Dramaturgo de prestigio y uno de los creadores  del teatro nacional, es también realizador, argumentista, productor y actor del cine mudo chileno. Muy joven debuta como actor en una de las primeras películas  de argumento  de la cinematografía muda chilena, Manuel Rodríguez (1910), dirigida por Adolfo Urzúa. Tiempo después  participa en otro gran éxito: Todo por la patria (1918), de Arturo Mario; seguida  de la segunda versión de Manuel Rodríguez (1920), también de  Arturo Mario, esta vez un largometraje, y luego en la  comedia  Don Quipanza y Sancho Jote  (1921), de Carlos Cariola. En una época, donde era habitual que los directores teatrales se aventuraran a dirigir cine, su debut  fue casi esperado. Para ello, se asocia  con el conocido  fotógrafo Esteban Artuffo y  forma la compañía productora, De la Sotta-Artuffo Film. Adapta para el cine uno de sus grandes éxitos costumbristas de corte folletinesco: Golondrina (1924), que obtiene la misma  acogida que la pieza teatral, convirtiéndose de paso en la película más taquillera del cine mudo, y celebrada con igual entusiasmo en las pequeñas y grandes ciudades de todo el país, además  de Argentina, Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia. El célebre compositor Osmar Pérez Freire, escribe algunas canciones relacionadas con el argumento, tales como La Trilla, El Amanecer y El Carretero, las que son interpretadas durante la proyección del film y con los años pasan a formar parte del patrimonio musical popular chileno. Desde un punto de vista comercial, Golondrina, se convierte en sinónimo de ganancias y muchos se acercan al cine en la perspectiva de hacer grandes  negocios, produciéndose el florecimiento económico del cine chileno, y también parte de lo más valioso de la cinematografía muda  nacional. Las siguientes películas también  son adaptaciones de  sus  obras teatrales: Pueblo chico, infierno grande (1925) y Juventud amor y pecado (1926), tomada de Sanción, las cuales terminan por consolidar el prestigio de De la Sotta quien pasa a ser considerado una personalidad del arte cinematográfico. Lamentablemente la muerte lo sorprende prematuramente a los 34 años de  edad  en 1927, y en plena filmación de A las Armas, (1934), película que resta inconclusa hasta siete años más tarde, cuando el cine mudo ya había sido olvidado, ante la gran novedad del cine sonoro.

(Por Eliana Jara, extraído del "Diccionario del Cine Iberoamericano"; SGAE, 2011)

Filmografía chilena
Director
4 títulos
A las armas (1927 - 1934)
Largometraje
Juventud, amor y pecado (1926)
Largometraje
Golondrina (1924)
Largometraje
Guionista
4 títulos
A las armas (1927 - 1934)
Largometraje
Juventud, amor y pecado (1926)
Largometraje
Golondrina (1924)
Largometraje
Intérprete
9 títulos
A las armas (1927 - 1934)
Largometraje
Juventud, amor y pecado (1926)
Largometraje
Golondrina (1924)
Largometraje
Don Quipanza y Sancho Jote (1921)
Largometraje
Manuel Rodríguez (1920)
Largometraje
La avenida de las acacias (1918)
Largometraje
Manuel Rodríguez (1910)
Cortometraje
Autor de la obra dramática
2 títulos
Juventud, amor y pecado (1926)
Largometraje
Golondrina (1924)
Largometraje
Productor
1 títulos
Director de fotografía
1 títulos
A las armas (1927 - 1934)
Largometraje